Les voy a contar lo que me pasó en la tarde de Noche Buena…

Candace: “Mamáaaaa!!!! Mira en el árbol, parece que Santa te dejó un regalo.”
Iker: “Siiii!, Mami! Ven! Hay algo, Ven! Ven!”
Acto seguido, estoy frente al arbolito y veo un sobre azul al lado del nacimiento.
“Para Merari y Victor, de: Santa”
Lo agarro y era pesado, se sentía como monedas en su interior. Lo abro y contiene 2 pequeños sobres. Uno decía para Merari Cruz y el otro para Victor Febus; ambos con la misma frase: de parte de Santa porque se que lo necesitan.
El corazón no se a donde se me fue pero se me fue. No pude contenerme, mantenerme, y arranqué a llorar como una magdalena. Tanto así que mis hombros bailaban sin control, tipo escalofrío de fiebre, tipo tembleque recién servido.
¡Ahí estaban! Todos sus ahorros, todo su dinero, todas las posibilidades de nuevos juguetes, zapatos, libros, salidas o curiosidades. Habían dejado de ser suyas para ser nuestras.
Y, ¿qué uno hace en momentos así? Momentos en los que te desarman, te quitan la piel dura y quedas totalmente expuesto, vulnerable, totalmente humano.
Sus caras lo decían todo, era una mezcla de emoción y de “¿qué rayos… qué le pasa a esta loca?”
Iker: “Mami, ¿por qué estas llorando?”
“De alegría mi cielo, de alegría… Candace, no tienes que ponerte con esto. Es tu dinero, tus ahorros.”
Candace: “No importa Mama, pero no fui yo, fue Santa.” – Con sonrisa pícara y ojitos nerviosos.
“Ay mami, ese corazoncito tuyo… ¿por qué lo hiciste?”
“Porque yo se que necesitas comprarte una guagua nueva y no han podido.”
Y ahí sigo yo, llorando a moco tendido, en shock por tal acto de desprendimiento, de generosidad extrema, de darlo todo sin esperar nada a cambio.
Que clase de lección recibimos; la cátedra de mis hijos es demasiado grande, demasiado retante, demasiado atrevida. A la vez nos deja revueltos, a la expectativa y con una gran responsabilidad sobre nuestros hombros.
“¡Aaayyy Mi Vida! ¡Esto es demasido, gracias, gracias!!”
Me abrazaron, se rieron de mi cara… “ay Mama ya, tranquila.” Y yo, sin poder pararme, había experimentado un “extreme mind blowing moment” (me acabo de inventar la frase, no se como describirlo, pero…anyway!)
Tenía ante mis ojos un MRI, una radiografía del corazón de mis hijos.
¡ W O W !!!! los esfuerzos, sacrificios y modelaje pagan desde ya! Que ellos puedan desprenderse de todo su dinero, sus ahorros, sin ninguna molestia, sin ningún pesar… con una alegría y gran ilusión de ver nuestras caras (tipo padres el día de Navidad) es una alegría que no se como describir.

meclou1

Hay algo mágico que sucede cuando PAUSAMOS para VER las CARAS. Es como un palpitar del corazón diferente, más acelerado, junto a unas cosquillas en la panza, una electricidad que corre por el cuerpo, para algunos un calentón o un frío extremo que solo dura unos segundos pero puede erizar pelos, hacernos brincar, mantenernos en movimientos erráticos, o en un baile incontrolable; puede ser que no podamos respirar bien o que sintamos ir al baño. La cosa es que nos envuelve una magia, una energía, un no se qué demasiado único, demasiado especial. ¿Lo han pensado? que, no tan solo en Navidad sino en diferentes ocasiones durante el año buscamos esos “magic faces moments” donde orquestamos todo sólo con el propósito de ver las reacciones de aquellos que tanto amamos. Necesitamos más de esos momentos; si lo piensan bien, la verdad que todos surgen cuando decidimos DAR. Dar un regalo, una fiesta, una comida, un café, una visita, una compra, una llamada, unas horas…

Su generosidad fue tan extrema que me deja con las ganas, me deja pasmada, me deja admirada, me deja tocada, me reta. De que no tan sólo yo debo ser así sino que también tengo la tarea de modelarle el ser mejor madre, ciudadana, amiga, persona.
“Mami, en el pasillo Santa dejó algo azul para ti.” Me asomo y era su cerdito alcancía. Ahora tengo todo lo que él tenía. El quería experimentar lo mismo.
Mi mejor regalo lo vivo cada día. Papa Dios nos ayude a que el 2017 pueda ser aún mas relevante e intencional en la vida de quienes me rodean.

meclou2


About meclou

view all posts

I've created unique pieces filled with love, originality and joy since 2007-Love Write & Inspire! FREE.lance/life Artist! Decor! Wife! Mother! Friend!...

You May Like This

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*